4 Tratamientos Para la Disfunción Eréctil que Mejoran su Vida Sexual

Poco se dice acerca de la disfunción eréctil. En los más jóvenes, la principal causa de la impotencia suele ser la ansiedad, mientras que las enfermedades crónicas como la diabetes, el colesterol descontrolado, la hipertensión, la obesidad, el sedentarismo y el tabaquismo están relacionados con episodios de impotencia en los hombres mayores. “La disfunción eréctil afecta a casi el 40% de hombres de 40 a 80 años.

La medicina ha avanzado mucho en esta área, siendo posible afirmar que, hoy en día, sólo tiene disfunción eréctil quien quiere. A continuación, listamos cuatro tratamientos para la impotencia.

Medicamentos orales

Los medicamentos orales son siempre la primera opción de tratamiento de la disfunción eréctil, siempre que el paciente no presente lesiones en las arterias del pene o alguna contraindicación en cuanto a las sustancias presentes en las fórmulas. Ellos mejoran el flujo sanguíneo hacia el pene, lo que favorece la erección. Estas deben ser ingeridas con estómago no muy lleno, alrededor de una a dos horas antes de la relación sexual y varían en cuanto al tiempo de acción y potencia máxima.

Los medicamentos de acción prolongada, por ejemplo, pueden actuar hasta 36 horas. Esto no significa que el hombre tendrá una erección de 36 horas, pero que durante ese período él conseguirá tener erecciones si es estimulado sexualmente. La obligación de tomar el medicamento antes de tener la relación, sin embargo, molesta a algunos hombres por obstaculizar la espontaneidad del momento. En estos casos, el profesional puede recetar una dosis diaria del medicamento, como si fuera un tratamiento continuo. Los principales efectos colaterales son dolor de cabeza, rubor, sensación de nariz tapada y taquicardia. A la señal de estos u otros síntomas, el médico deberá ser informado.

Inyección intra-cavernosa

Si los medicamentos por vía oral no surten efecto o están contraindicados, el especialista partirá para la segunda opción de tratamiento: inyección intra-cavernosa. La ventaja del método es que el medicamento actúa unos quince minutos después de la aplicación. Además, en este caso no es necesario ningún estímulo para que el hombre tenga la erección. “La sustancia inyectada estimula la circulación y promueve la dilatación de las arterias en el lugar, lo que aumenta el flujo sanguíneo en el pene llevando a la erección. El tiempo de duración de la erección varía de acuerdo con la dosis inyectada, lo que se establece en la consulta con el médico.

Aunque es eficaz el tratamiento no siempre es bien aceptado por los pacientes. Algunas personas tienen pavor de aguja. El especialista resalta también que individuos con dificultad para visualizar el pene o enfermedades que generan temblores en las manos deben solicitar ayuda del compañero para la aplicación. Los efectos colaterales de la inyección intra-cavernosa se restringen a alergias a alguna de las sustancias presentes en el medicamento.

Prótesis peniana maleable

Las prótesis penianas son intervenciones quirúrgicas y, por lo tanto, tratamientos más complejos que la ingesta de medicamentos o inyecciones. Así, ocupan el tercer lugar en la escala de opciones para el paciente con disfunción eréctil. El tipo maleable es el más simple y más en cuenta (cerca de tres mil reales). El médico introduce una varilla metálica envuelta en silicona en el pene del paciente, lo que hace que se quede lo suficientemente duro para la penetración del 100% del tiempo.

La cirugía de prótesis peniana maleable dura alrededor de una hora y él paciente ya puede salir del hospital 24 horas después de la intervención con un curativo compresor para evitar hematomas y para mantener el pene hacia abajo, facilitando la ida al baño, por ejemplo. En los días que siguen, hay una molestia natural de la cirugía, pero ningún dolor agudo.

La vida sexual, a su vez, puede reanudarse 30 días después del alta. Es importante reforzar que esta es una erección completamente artificial. Pero, según el urólogo, suele proporcionar mayor satisfacción al paciente que los medicamentos o la inyección. El único cuidado del hombre es a la hora de “acomodar” el pene. Ya que él es erecto todo el tiempo, él puede necesitar calzoncillos especiales para disimular el volumen.

Prótesis peniana inflable

A diferencia de la prótesis peniana maleable, la prótesis inflable permite que el pene vuelva al estado de flacidez después del acto sexual. El método incluye la introducción de cilindros inflables en el pene conectados a una bombita con líquido, que simularía la sangre, implantada en la región escrotal, como si fuera un tercer testículo. Para promover la erección, basta con accionar la bombita que drenará ese líquido al cilindro. Después de la relación, el pene debe ser ligeramente presionado hacia abajo para que el líquido vuelva a la bombita y se quede nuevamente flácido.

La cirugía dura cerca de dos horas y el paciente necesita permanecer hospitalizado durante un día, aproximadamente. Así como en la prótesis maleable, la actividad sexual puede ser retomada cerca de 30 días después del procedimiento y ninguna actividad del día a día es perjudicada. De los dos tipos, esto es lo que consigue dejar el pene más erecto. Las ventajas, sin embargo, tienen su coste.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *